Magia, eso es el Musical 1903

Es mucho más que un musical, es una instrospección a nuestra identidad

Bandera, Bandera: Musical 1903

Siempre me ha fascinado la historia, mucho antes que la escuela me hablara sobre fechas y tratados, ya mi papá se había encargado de educarme sobre cosas que habían pasado aquí y en el mundo.

Recuerdo nuestros debates dominicales sobre los tratados, que a medida que yo iba creciendo podían ir del Herran Hay al TLC, en cuestión de segundos; la idea siempre era cruzar ideas y aprender de lo que habíamos vivido y seguíamos viviendo como país.

Entenderán con esta introducción, que un musical de la historia de Panamá, era sin duda, un plan perfecto para una noche de Viernes.

Tenía expectativas muy altas, basadas en un sin número de tweets que hablaban de actuaciones increíbles y una musicalización perfecta de la historia, que nos convirtió en Panamá; esos tweets no hicieron justicia a lo que es la obra y estoy segura yo tampoco lo lograré, con este artículo.

El musical 1903, es una experiencia para vivir de primera mano, es un intangible, está en el aire y te acompaña cuando dejas el teatro.

Me gustaría comenzar por Marcos Reyna (ya es lo máximo, porque tenemos el mismo apellido) para contar una buena historia, además de un buen guión, hace falta el talento de narrarlo con la intensidad y la dosis correcta de pasión por lo que vas describiendo, tú lo tienes todo, mantienes todo el teatro fijo en tus palabras, en tus movimientos, por eso eres el inicio y el final de todo.

Hace unos años tuve el honor de ver "Los Miserables" en el Teatro Nacional y pude disfrutar de las actuaciones y voces de Juliette Roy y Leonte Bordanea; en 1903 son sencillamente grandiosos, son de esos actores que logran una conexión perfecta con sus personajes, lo que hace que sea difícil dejarlos de mirar, sin crear una interacción personal con lo que dicen y sienten, el teatro es parte de ellos y espero que lo sea siempre, es siempre mágico verlos en el escenario.

Diego de Obaldía es Bunau Varilla, un personaje que es realmente un enigma de nuestra historia nacional, amado por unos, odiado por otros, he leído y escuchado distintas versiones de varios historiadores. Diego es el creador y guionista de la obra, está de más decir, que se entrega por completo al personaje; supo contar su versión del personaje con destellos de ironía e humor inteligente, que cada día es más difícil de lograr.

Aaron Zebede como "Cromwell" crea la atmósfera perfecta para reír con ese personaje que se adueña del escenario, para hacer que todo el teatro se una en una gran carcajada, con cada una de sus participaciones; además, es el director artístico de la obra ¡Que gran trabajo!

Es un grupo de más de 50 actrices, bailarines, escenografía, vestuario, músicos, no podría mencionar a cada uno; lo que sí puedo decir, es que cada uno de ustedes hace de 1903 una historia para contar y se convierten en una memoria que todos los que la hemos experimentado, llevaremos con nosotros por siempre ¡Felicidades a todos! Su talento es increíble.

No puedo dejar de mencionar a Freddie Tobar, que supo llevar a las redes sociales la pasión y el sentimiento de cada uno de los personajes de 1903, este trabajo es muchas veces poco valorado. Felicidades Freddie.

El Teatro Nacional es el empaque perfecto para 1903, felicidades a todos los que trabajaron en su restauración, es impresionante; cuidémoslo y démosle el mantenimiento necesario, para que nunca volvamos a quedarnos sin este gran lugar.

Salí del teatro con los sentimientos alborotados, estamos en un momento muy particular de nuestra historia nacional; los jóvenes se han alzado una vez más para defender los intereses de todo un país, han usado sus voces para pedir justicia, es imposible ignorar que la lucha es constante y no parará.

Gracias 1903, por no permitir se nos olvide nuestra historia, por hacer patria con su talento, ojalá la empresa privada o el gobierno hiciera posible que una gran cantidad de estudiantes vea la obra.

Termino agradeciendo a McDonald's, por la oportunidad de disfrutar de este gran musical.


Comentarios