Por siempre Tristán Solarte

De Bocas del Toro nos llegó un hombre que con su palabra forjó historias que permanecen como huella de nuestra identidad

Por Siempre Tristan Solarte

El poder de las palabras muchas veces sobrepasa nuestra propia existencia, algunas letras se convierten en eco de nuestra identidad y nos situan en el medio de nuestra historia.

A los 12 años descubrí que disfrutaba escribir, siento que tengo una conexión especial con la capacidad de contar historias; He encontrado la inspiración necesaria leyendo obras de todo tipo, fué así como un día me encontré con "El Ahogado" de Tristán Solarte y digo me encontré porque así fué, lo encontré al borde de un estante donde mi papá guardaba libros que ya había leído.

Me maravilló la detallada descripción de cada escena, cada momento, me sentía parte de esa historia, siguiendo la pista a la muerte de Rafael con una vehemencia que me sorprendía a mí misma.

Al terminar de leer, de inmediato me dí a la tarea de saber más del autor, solo sabía su nombre: Tristán Solarte, comprendí que no estaba leyendo a un escritor, estaba leyendo a un emblema de mi país, a un luchador incansable, a un patriota.

Una de las cosas que compartía con mi papá era el amor por la escritura, cuando me vió con "El Ahogado" aprovechó para contarme más sobre la vida de Tristán Solarte y sus propias interpretaciones sobre otras de las obras del autor.

Todos tenemos momentos que llevamos muy dentro, pedazos de vida que nos marcan para siempre; Ese instante en la sala de mi casa, con mi papá hablando de Tristán, permanece conmigo, y lo recuerdo tan vívido, como si hubiera sido ayer.

Si no han tenido la oportunidad de leer a Tristán Solarte, les recomiendo sin duda "El Ahogado" y la Serpiente de Cristal.

Les dejo con una conversación entre Guillermo Sánchez Borbón (Tristán Solarte) y Winnie Sittón (escritor, actor y director) al que considero fuente de inspiración y uno de los más grandes precursores de la cultura en Panamá de la última década.

Hasta siempre Tristán, quiero pensar en la utopía fantástica de mis sueños que te tomas un café con mi papá en algún lugar.


Comentarios