Cerro Azul, un escape del stress de la ciudad

Esta vez dejamos el mar a un lado para recomendarles uno de mis destinos preferidos

Cerro Azul, un escape del stress de la ciudad

Estamos en fiestas patrias y, aunque este año no son tantos los días libres, contamos con un par de fines de semanas más largos de lo habitual. Perfectos para salir de la ciudad y disfrutar de los destinos que ofrece Panamá.

No hay mejor destino que Cerro Azul para dejar rápido la ciudad. Sin necesidad de cruzar el Puente de las Americanas o El Centenario, ya que la montaña está ubicada después de la 24 de diciembre a sólo 45 minutos de la ciudad, evitando el tráfico habitual para las rutas playeras.

Las montañas alcanzan una altura de 950 metros en el que su clima es fresco, gracias a las constantes brisas que acarician la montaña, muy distinto al que estamos acostumbrados.

Tenemos varias cosas por hacer. La primera parada es la Hacienda Country Club que cuenta con un pasadía para disfrutar de sus instalaciones entre las que incluyen un restaurante, una piscina y hermosos caballos. Todo esto con una increíble vista hacia las montañas.

Al subir podemos parar en diversos claros para tomar fotografías de la ciudad que vamos dejando atrás. En el camino va cambiando la temperatura y nos vamos adentrando en la naturaleza, el paisaje se vuelve más verde, rodeado de altos árboles. Paradas obligatorias son los lagos y ríos, en los que muchas veces compartimos con tortuguitas y patos.

Es muy interesante, si se tiene la posibilidad, alquilar una casa. La gran mayoría de estas son hermosas y están en muy buenas condiciones, pero lo mejor de todo es que nos proponen liberarnos de la tecnología. En la cima de la montaña es complicado recibir señal de teléfono y pocas tienen internet o servicio de televisión, por lo que es ideal subir preparados con una buena novela, chocolate caliente y pasar unos días de desintoxicación tecnológica acostados sobre una hamaca.


Comentarios