James Blunt comienza a grabar su segundo disco.

James Blunt comienza a grabar su segundo disco.

Tras el éxito de su primer disco, Back to bedlam, y de la súper escuchada You're beautiful, el cantante de origen inglés se encuentra en la capital de California grabando los temas de su próximo disco. Durante los conciertos de la gira que el cantante ha estado dando por E.U. y Canadá en los pasados meses ya se ha podido escuchar algo del nuevo material de este segundo álbum. En este nuevo trabajo del ex militar inglés habrá, como expresó hace unos meses en una entrevista a Billboard, bastantes cambios. El más importante desde el punto de vista musical es que ha abandonado su concepto de cantante solista, y ha formado una banda compuesta por Malcolm Moore al bajo, Ben Castle a la guitarra, Paul Beard a los teclados y Karl Brazil en la percusión. El autor de You're beautiful señaló entonces que Back to bedlam fue compuesto desde la perspectiva de "un cantautor y su guitarra. Ahora tengo la oportunidad de trabajar con mi banda y eso aportará un plus de diversidad". Ahora en su web oficial, a través de un newsletter, publica que las canciones de este nuevo disco han gustado mucho a los otros miembros de la banda, y que también ellos lo están haciendo muy bien, por lo que es probable que lleguen a actuar todos juntos. El sonido, por tanto, será esta vez muy diferente, pasará del intimismo y soledad de la guitarra y la voz del estilo cantautor a uno más completo, con más instrumentos y más rotundo. Este nuevo proyecto estará apoyado en la producción por Tom Rothrock, que ya colaboró en el trabajo de debut y Mike Tarantino, quien se estrena en el `equipo' del inglés. Pese a ciertas críticas recibidas por el inglés, se puede decir que 2006 fue un buen año para James Blunt. El primer disco fue todo un éxito de ventas, y su tema más conocido, You're beautiful, sonó en todas las radios del mundo durante varios meses. En lo que se refiere a premios, el cantante se llevó dos Brits en la edición del año pasado, y sin embargo, se fue de vacío en la gala de los Grammy del mes pasado donde no llegó a subir al escenario más que para interpretar el conocido tema.