Amy Winehouse.

Una ermitaña...

- La cantante Amy Winehouse se ha vuelto casi una ermitaña desde que contrajo impétigo, -una enfermedad contagiosa de la piel- y sus amigos temen por su negatividad. La artista de 24 años se siente tan mal que ha comenzado a escribir siniestras letras de canciones sobre la muerte. Tan oscuras serían que han sido descritas como “música suicida”. “Su próximo álbum va a ser el más oscuro de todos. Amy tiene la autoestima baja siempre pero su piel la ha hecho querer esconderse del resto del mundo. Y hemos notado que tiene más y más cortes en sus brazos”, dijo una fuente según The Sun.

- “Sus problemas la están empujando hacia un abismo y está muy depresiva. No es bueno para ella quedarse tanto en su casa. La gente trata de sacarla y le dice que no se preocupe por que el dirán. Pero ella prefiere quedarse sentada en su lúgubre apartamento escribiendo sobre la muerte”.

- A pesar de que la naturaleza morbosa de su nuevo material preocupe a sus allegados, seguramente su letras van a tener gran éxito entre sus fans. La misma fuente agregó: “Ya ha escrito gran parte de su tercer álbum”. “Es muy, muy oscuro pero ella produce su mejor música cuando siente dolor, y los últimos meses han sido el infierno para ella. Podrá tener mucha fama y fortuna pero nunca ha estado tan mal como ahora”.

- El marido de Amy, Blake Fielder-Civil, -quien está actualmente en una prisión de Londres- ha estado bombardeando a la cantante con amenazas de divorcio, dejándola aún más insegura sobre su futuro. “El la está pasando muy mal en prisión por estar casado con ella y se siente herido porque Amy sigue faltando a las visitas o rebota por llegar tarde. No hay excusas para ella para perder visitas. Nosotros pensamos que lo hace a propósito a veces porque no quiere verlo”. **